La paralización de los desahucios aterroriza a la banca

  • La paralización de los desahucios aterroriza a la banca

    La paralización de los desahucios aterroriza a la banca

    ¿conoces reclamar banco?
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

     

    Las cláusulas de vencimiento anticipado hacen que los juzgados rechacen cientos de desahucios solicitados por los bancos

     

     

    El mercado inmobiliario no deja de causarle problemas legales a los bancos. Primero las cláusulas suelo, a continuación las hipotecas y, ahora, por si todo esto no fuera poco, las cláusulas de vencimiento anticipado que están paralizando los desahucios.

     

     

     

    ¿Qué es una cláusula de vencimiento anticipado?

     

    Las cláusulas de vencimiento anticipado son estipulaciones añadidas al contrato de préstamo para que el prestamista pueda recuperar el total del capital concedido si ve su cobro en peligro por el impago de algunas letras. Pero, ¿cuántas concretamente?

    La mayoría de las hipotecas concedidas en las últimas décadas disponían que el banco pudiera resolver el contrato y recuperar todo su dinero si el deudor dejaba de pagar cualquiera de los plazos.

    A partir del 2013, tras una serie de modificaciones, se demandó que la cantidad estipulada para la activación de este tipo de procesos debería ser de al menos tres cuotas impagadas. Pero todo eso acaba de cambiar, los juzgados están rechazando cientos de desahucio solicitados por los bancos a raíz de la existencia de estas estipulaciones en el contrato. Ya que su existencia supone una “garantía desproporcionada respecto al riesgo asumido”.

    De esta manera los juzgados se han pronunciado y han dado la razón a los consumidores. La Audiencia Provincial de Castellón ya ha hecho publica su intención de rechazar, con el visto bueno de los deudores, todas las ejecuciones que estén pendientes debido a esta causa.

     

     

    A la espera de la respuesta de la banca

     

    Ante esta situación, la banca se ve desprovista de uno de sus instrumentos disuasorios; por lo que se prevé un aumento en el número de gastos y trámites. En este impasse legal, mientras los bancos se preparan para la batalla, los amenazados de desahucio al menos pueden respirar un tiempo tranquilos.

     

     


     

     

     

     

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje

     

     

     

    Reclamar banco

    Comments are closed.