Cláusulas Techo. Existen!

  • Cláusulas Techo. Existen!

    Cláusulas Techo. Existen!

    ¿conoces reclamar banco?
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

    ¿Cláusulas techo?

    El 80% de los demandantes de un crédito hipotecario solicita de media 130.000 euros, lo hace en pareja y en un 90% el crédito es a interés variable. A decir verdad, no parece que estas cifras medias vayan en la mejor dirección puesto que la realidad ofrece un panorama distinto e, incluso, deja entrever otro horizonte más benigno para esas parejas.

    La realidad señala que el índice de referencia para el cálculo de las hipotecas, el ahora bendito (antes maldito) euribor, tiende a la baja. No se sabe por cuánto tiempo. Lo hizo esta semana hasta el 0,091%, todo un hito en la historia moderna. Aunque sin duda servirá a los demandantes como herramienta de negociación con el banco. Incluso es probable que no se quede ahí y continúe a la baja. Uno no se imagina un mundo donde las hipotecas nuevas resultarán -con este euribor- gratis, y las que toque revisar poco más, poco menos.

    Pero a propósito de esta `irregularidad´ manifiesta del sistema capitalista, y siguiendo las pautas que marca el mercado, el precio del dinero está por los suelos, los bancos están que lo tiran y todavía durante meses, muchos meses, continuará eso que llaman “presión bajista” sobre el bendito euribor.

    No parece que esta tendencia a la baja cuente con mayor recorrido en el tiempo. Y por contra, sí existe un riesgo elevado de que la tendencia resucite y emprenda el ascenso a modo de nave espacial, en vertical. Afortunadamente, las autoridades parecen haber ganado la batalla en eso de las cláusulas suelo, claramente abusivas. Pero de la misma forma que está cercana la posibilidad de establecer un tope al abaratamiento de la hipoteca, también cabría la posibilidad de fijar un tope su encarecimiento, es decir, un techo. Más que nada para igualar las condiciones de demandantes y ofertantes, pero también para evitar que la hipoteca de nuestra casa nos envíe directamente a la Luna. Puede suceder.

    Fuente: icrn.es

    Admin

    Comments are closed.